Cómo el conjugar ERP y el Internet de las Cosas transforma las estrategias de negocio

1062
1
Share:

Hace poco tiempo, el Internet de las Cosas (IoT) no significaba gran cosa para la mayoría de las personas; no obstante, ahora se vaticina que marcará un cambio de paradigma en internet. Analistas especulan que en 2020 el número de dispositivos conectados rondará los 50 mil millones, lo que hace pensar que una empresa del sector manufacturero que apunte a la vanguardia, difícilmente pueda escapar de la aplicación de esta tecnología.

Un concepto que crece

En esencia el Internet de las Cosas consiste en la dotación de inteligencia a los objetos a través de la conectividad, de manera que las máquinas se puedan comunicar entre ellas sin la necesidad de la intervención humana, más allá de la instalación y supervisión. A primera vista parece algo sencillo; sin embargo, sus implicaciones con bastante profundas. IoT se ha convertido en una fuerza poderosa para la transformación de negocios, afecta a casi todos los sectores y con seguridad su impacto económico seguirá aumentando en los próximos años.

Gestión y valor comercial

El hecho de que los objetos puedan comunicar incidencias o informar resultados puede ayudar a mejorar los procesos de trabajo en una organización, lo que supone una significativa reducción de costes y de riesgos. Visto así, los sistemas Enterprise Resource Planning o ERP encuentran en el Internet de las Cosas un instrumento único para optimizar y monitorear los procesos de la compañía.

En determinadas industrias, el poder conectar sensores en distintos puntos de la cadena de suministro permite corregir los procesos sobre la marcha o modificar su organización. En áreas de distribución, almacenamiento y logística, el aumento de la eficiencia permite reducir costes, optimizar espacios y dejar que los trabajadores puedan dedicarse a tareas que generan más valor para el negocio.

Te sugerimos: ERP como enlace de la cadena de valor

Con una infraestructura adecuada para la integración de los datos originados en el universo del Internet de las Cosas, las empresas pueden ser capaces de sacar el máximo provecho a la información generada desde los dispositivos e impulsar la innovación. De hecho, en este punto radica el principal desafío para las soluciones ERP, dado que el creciente y veloz aumento de la cantidad de datos en los sistemas amerita contar con mecanismos de cálculo y procesamiento escalables cada vez más efectivos.

Aunque todavía no es posible comprender hasta dónde IoT podrá incidir en los procesos de producción o en el procesamiento de información, ya se distinguen grandes ventajas a partir de su aplicación. Esta circunstancia vislumbra una gran oportunidad para las empresas que juegan un papel clave en la definición de la estrategia global de negocios.

Te podría interesar: El ERP actual

Share:

1 comment

Leave a reply

[index]
[index]