Cómo un ERP apoya todas las funciones gerenciales

1878
3
Share:

Planificar, organizar, dirigir, coordinar y controlar son en esencia las funciones de todo gerente. Esta perspectiva, sistematizada por Henry Farol en el siglo pasado -aún considerada-, enmarca las tareas mencionadas dentro de los procesos administrativos de toda organización para establecer los procedimientos que permiten su completo manejo y desarrollo.

La década de los 90 consolidó un nuevo instrumento para optimizar los procesos de las empresas: los ERP (Enterprise Resource Planning) tal como los conocemos hoy día. Esta tecnología informática aplicada a la información que tuvo su origen en la II Guerra Mundial, en los últimos años se ha convertido en un recurso sustancial para las empresas visionarias, sobre todo del sector manufacturero o aquellas que desarrollan labores de producción, distribución y logística. El alcance de un sistema de gestión de este tipo abarca prácticamente todos los departamentos de una organización, siendo las gerencias las más susceptibles de beneficiarse. Al tener la responsabilidad de la toma de decisiones que tanto puede conducir al éxito como al fracaso, un gerente debe contar con los instrumentos que le proveerán de los datos e información que guiarán su estrategia de principio a fin. Allí es cuando el ERP adecuado juega a favor del equipo en todas las posiciones.

Planificación

La previsión es clave en este proceso, pero ¿cómo se pueden prever los distintos escenarios? Con un ERP es posible tener a mano y en tiempo record los informes que darán fundamento a las medidas a adoptar en el corto, mediano y largo plazo, de igual forma, pronosticar la demanda de productos y anticipar costos para encarar el mercado en función de la rentabilidad.

Organización

Con un ERP es más fácil prever la necesidad y requerimientos de personal, materiales y maquinarias; asignar roles, perfiles y tareas; establecer procesos de trabajo y asignar recursos. Igualmente, al disponer de la información centralizada y disponible en tiempo real, la empresa pasará a un nivel que permitirá su globalización con mayor rapidez y confianza.

Dirección

Las tareas de liderar al personal para que todos trabajen por los mismos objetivos pueden ser más efectivas si se cuenta con un instrumento que permita gestionar su selección, capacitación y orientación en las labores individuales y colectivas necesarias para la marcha del negocio. Un ERP puede brindar también información detallada sobre diferentes asuntos de recursos humanos.

Coordinación

Para lograr concertar todos los esfuerzos colectivos en una empresa es indispensable trabajar en equipo, disponer de herramientas y definir objetivos. Con el ERP adecuado es posible acceder rápidamente a la información de los diferentes departamentos de la organización que permitirá coordinar las tácticas venideras y acoplar los procedimientos acuñados desde las gerencias.

Control

Las labores de medición y evaluación en una empresa nunca habían sido tan fáciles como ahora. Con un software de gestión, un gerente puede medir y evaluar con mayor precisión las acciones de cada área de la organización, lo que implica rentabilidad. Asimismo, puede abordar la ejecución presupuestal, el análisis de las ventas y la productividad.

Estas funciones, al no ser privativas de la alta dirección; sino que se ejercen en toda la estructura jerárquica de la compañía, justifican aún más la implantación de un ERP a la medida que ayude a las instancias gerenciales al cumplimiento de su misión, por tanto, a la maximización de la utilidad.

Share:

3 comments

  1. Daniel-capacitación de personal 24 enero, 2017 at 18:21 Reply

    Magnifico artículo en el que podemos ver como esta valiosa herramienta ha subsistido desde la segunda guerra mundial y ha ido agarrando pero y sobre todo valor, la necesidad y requerimientos de personal, materiales y maquinarias; asignar roles, perfiles y tareas; establecer procesos de trabajo y asignar recursos.

    Muchas gracias por la valiosa información, saludos.

Leave a reply

[index]
[index]