Indicadores de productividad en el sector manufacturero

745
0
Share:

Una empresa del sector manufacturero que busca manejar de manera óptima los procesos se enfrenta al desafío de la medición, tarea que estriba en los indicadores de productividad y ayuda a marcar la mejor vía para perfeccionar los resultados y disminuir los costos en la organización.

Los indicadores de productividad son instrumentos empleados para evaluar el rendimiento y la eficiencia de los procesos. Corresponden a una clase de KPI (indicadores clave de desempeño) definidos para medir la relación entre los bienes entregados y los recursos dispuestos por la compañía, como tiempo, energía, capital, etc. Las variables ayudan a identificar menoscabos y cuellos de botella en la elaboración de productos, por lo tanto, son clave para la inteligencia de negocios.

Existen numerosas variables que admiten ser estudiadas, pero es el tipo de empresa y los objetivos lo que determina cuáles deben ser escogidas; aun así, algunas resultan comunes en todas las organizaciones. Básicamente, la fórmula de cálculo precisa el índice productivo a partir del cociente entre la producción y el consumo (relación costo-beneficio).

 

Indicadores de productividad cuantitativos y cualitativos

Sujetos al término, los indicadores de productividad cuantitativos se fundamentan en tiempo o cantidades. Pueden medirse en el sector de manufactura dividiendo la cantidad de piezas realizadas entre el tiempo empleado en fabricarlas, por ejemplo.

Los indicadores cualitativos no están relacionados con la cantidad producida, sino con la calidad de los bienes ofrecidos. Permite determinar, entre otros aspectos, cuántas unidades defectuosas se produjeron en un lapso determinado.

La importancia de examinar ambos tipos de indicadores radica en que para una compañía más cantidad no significa mayor productividad. Esto es porque la entrega de piezas defectuosas requiere tiempo adicional y dinero para ser corregidas, lo que evidentemente afecta los números en la organización.

Lee: ERP, optimizador de la logística

Sistemas de gestión para mejorar la productividad

De la necesidad de crecer, que implica para los fabricantes mejorar cada eslabón de la cadena de suministro, surgen los sistemas para la planificación de recursos empresariales (ERP por sus siglas en inglés), los cuales permiten a la compañía integrar las funciones de control de calidad, optimizar el cumplimiento de regulaciones, gestionar fórmulas y dar agilidad a las operaciones de la firma.

Con la implantación de un ERP de clase mundial, los productores pueden mejorar las variables relativas al tiempo de comercialización, calidad del producto y optimización de inventarios. De allí que las soluciones de esta clase sean piedra angular para las organizaciones que desean crecer de manera sostenida y adecuarse con rapidez a las exigencias del entorno.

Dado que la empresa debe conocer con detalle los factores que intervienen en su productividad (costos de materia prima, personal, costos de suelo, por un lado; y precio, marca, calidad, por el otro) la inversión en tecnología es supremamente útil. Un sistema de información consolida la información estratégica y apoya la perfección de procesos para alcanzar las metas con mayor rapidez y seguridad.

 

También lee: Siete beneficios que se traducen en ventajas competitivas en el sector manufacturero

 

Share:

Leave a reply

[index]
[index]