Cuatro problemas de no contar con el ERP adecuado

2811
0
Share:
Evitar el caos es una tarea que las empresas deben llevar a cabo cada día. Aquellas de cierto tamaño con cadenas de suministro extensas y complejas son las que pueden sucumbir con mayor facilidad ante la desorganización, por lo que implantar sistemas ERP resulta idóneo para sortear adecuadamente los problemas y facilitar la mejora continua.

En un entorno desenfrenado marcado por la hipercompetencia y el vértigo de los mercados, las compañías deben adoptar tecnologías en función de los procesos de negocio. Cuando esto no sucede de forma debida, o sencillamente nunca ocurre, las empresas se hallan frente a adversidades que muchas veces terminan por convertirse en enormes bolas de nieve que la alejan de sus objetivos. Por lo general, se trata de fallas en los procesos que pueden ser revertidos con la implementación de sistemas para la planeación de recursos empresariales (ERP). Así, los problemas más frecuentes de no contar con un ERP son:

Falta de una visión 360 de la organización

Existen soluciones que de manera independiente ayudan a ordenar departamentos, pero poseen limitaciones para otorgar un panorama completo de la compañía. Con un ERP de vanguardia es posible llevar los procesos administrativos y operacionales en un mismo sistema. Igualmente, integrar aplicaciones desarrolladas en diferentes lenguajes que alimenten la plataforma y empoderen a los usuarios con datos e información móvil en tiempo real.

Te puede interesar: Los 7 errores más comunes al implantar un ERP

Descontrol de inventarios

Una compañía que crece de forma sostenida tiene que enfrentar un gran reto: controlar inventarios con exhaustividad. Para lograrlo, ERP actuales permiten automatizar y simplificar todo lo asociado a los almacenes o depósitos: existencia de mercancía, de materia prima, material en proceso, entre otros. Al proveer un control detallado y ágil, facilita rotar inventarios de forma rentable y planear las finanzas de mejor manera. Inclusive, predecir demandas.

Trabajo duplicado

¿Puede realmente un empleado generar valor para la compañía si debe cargar repetidamente la misma información en planillas? La ineficiencia operativa suele estar asociada a la ausencia de un ERP. Cuando se cuenta con una solución de este tipo, las empresas pueden automatizar numerosos procesos y liberar al personal para que centre esfuerzo en otras tareas necesarias (aumenta la productividad). Asimismo, disminuyen los errores de origen humano.

Carencia de información

Cuando se tienen diferentes bases de datos no integradas se pende del hilo de la desinformación. Difícilmente se le pueda brindar a un cliente la respuesta correcta o los directivos puedan tener las luces adecuadas en la toma de decisiones, lo que afecta de diversas formas a la empresa. Dado que permite tener la información actualizada, organizada y accesible, un ERP de clase mundial hace que esta sea una labor superada.

¿Te identificas con alguno de estos aprietos? Probablemente tu compañía precise un ERP que la ayude a optimizar sus procesos.

 

También te puede interesar: Retos de la distribuidora mayorista

 

Share:

Leave a reply

[index]
[index]