Tecnologías que mejoran la gestión comercial

Share:

Como parte esencial del funcionamiento de toda empresa, la gestión comercial se ocupa de dos problemas elementales del negocio: la satisfacción del cliente y la participación en el mercado. Para lograr un desempeño óptimo en este sentido, es preciso desarrollar un sistema adecuado de calidad; un área eficiente de servicio al cliente y, por supuesto, productos de calidad.

Dado que, para cumplir lo anterior, los datos e información generados en la compañía constituyen el faro a seguir, las soluciones empresariales representan en la era digital un apoyo vital para la organización.

Cuando en la compañía se fomenta una cultura de datos y se explotan como es debido los sistemas de información, el conocimiento generado faculta a la empresa, tanto desde el punto de vista estratégico como operativo, para responder con agilidad a las variaciones del mercado e identificar oportunidades de éxito, lo que indefectiblemente impulsa a la organización a alcanzar los objetivos de negocio según lo planeado. Caso contrario a lo que ocurriría si esta solo basara la toma de decisión en pálpitos y suposiciones.

Te puede interesar: Cubrir exigencias comerciales con un ERP en la nube

Además de ser aspectos que derivan de la estrategia corporativa, las labores más comunes que la gestión comercial implica tienen que ver con medidas sobre los mercados a entrar, los productos para ello, las políticas de precio y el sistema comercial. Frente a los requerimientos que demandan estos aspectos, las aplicaciones de negocio que combinan en una misma plataforma sistemas para la planeación de recursos empresariales (ERP); para la gestión de las relaciones con los clientes (CRM), e inteligencia de negocios (BI), proveen interesantes poderes a la organización que, específicamente, van a ayudar a la compañía a cumplir dos de sus objetivos claves:

  1. Construir relaciones duraderas con los clientes
  2. Optimizar los procesos administrativos y operativos

Al respecto del primer punto, las soluciones actuales centralizan los datos e información de todas las áreas de la empresa para que los agentes de ventas o servicio puedan brindarles a los clientes las respuestas correctas en el tiempo correcto. Asimismo, permiten establecer comunicaciones basadas en la personalización y por medio de una diversidad de canales: establecimientos físicos, call center, redes sociales, app o chat.

En lo que concierne al segundo punto, de igual forma los sistemas que centralizan toda la información de la compañía elevan la eficiencia de las áreas administrativas: finanzas, marketing, ventas, desarrollo de negocios, cuentas, etc.  Lo mismo sucede con lo operativo, cuyos procesos, incluidos los de producción, logran ser manejado es su totalidad con los sistemas actuales, desde el abastecimiento y transformación hasta la distribución.

Lo anterior crea un campo, basado en tecnologías de información, para que la empatía y la solución efectiva signen las relaciones entre la marca y los seguidores. Los clientes desean una atención breve y concisa, que sus exigencias sean cubiertas en tiempo y forma, de manera que, solapar la importancia de su satisfacción no puede nunca ser una característica de la gestión comercial de la organización.

También te puede interesar: Desafíos de la gestión operativa en la era digital

Share:

Leave a reply

[index]
[index]