Cómo impulsar una cultura de datos

Share:

“El comercio no trata sobre mercancías, trata sobre información. Las mercancías se sientan en el almacén hasta que la información las mueve.”

Caroline J. Cherryh, escritora

La innovación copa los escenarios de la era digital. Altas dosis de disrupción aupadas por las tecnologías de información (TI) han llevado a reorientar la manera en que las empresas ofrecen sus productos o servicios. Inclusive, han favorecido la creación de nuevas reglas de mercado que no hubieran sido posible sin el nuevo petróleo: los datos. Basta con observar los casos Uber o Netflix. Esto ha traído consigo una nueva necesidad en la organización: impulsar una cultura basada en estos que ayude a mejorar el negocio y lograr un crecimiento exponencial.

No obstante, abordar en la compañía aspectos que intervienen en la cultura organizacional no suele ser tarea sencilla. Trabajar una estrategia que promueva determinada actitud y comportamiento tiene implicancias bastante complejas y que demanda la intervención de verdaderos líderes. Así, desde una perspectiva constructivista, se identifican tres fases esenciales para orientar el camino y alcanzar la tan anhelada cultura de datos como conglomerado de conocimientos, ideas y costumbres capaces de transformar la empresa y todo lo que de ella emana.

Pregúntate qué pueden hacer las TI por tu organización

Existen aplicaciones desarrolladas especialmente para cada tipo de negocio o actividad. Aquellas empresas del sector manufacturero encuentran un apoyo importante en las soluciones para la planeación de los recursos empresariales (ERP) y las de gestión de las relaciones con los clientes (CRM). Sin embargo, plataformas actuales no se limitan solamente a esos conceptos o las funcionalidades que involucran, sino que de acuerdo a los requerimientos de la compañía admiten combinarse aspectos de una u otra solución para pintar el panorama buscado. En ese camino, la inteligencia de negocio (BI) juega un papel preponderante porque su poder analítico es también poder de transformación.

Busca a un aliado en tecnología que conozca tu sector

Encontrar a una empresa consultora en tecnología suele llevar tiempo. Consolidar una nueva relación que guiará y acompañará los procesos de adopción de tecnologías o la transformación digital del negocio implica varias cuestiones que hacen que la decisión no deba ser apresurada.

Te puede interesar: Cómo escoger a una consultora en TI 

Los datos claves a considerar para ubicar más que a un proveedor a un aliado de negocio estriban en los años de experiencia de la compañía que brinda el servicio; la cantidad de implantaciones exitosas que ha tenido; el nivel de especialización técnica; las certificaciones alcanzadas; el conocimiento de la industria; la habilidad comunicativa; la metodología probada; la habilidad para resolver problemas; la confianza proyectada; los tipos de soporte que ofrecen, y su responsabilidad financiera, normativa y social.

Ábrete al juego de los datos-información-conocimiento e invita a todos a participar

Dando por hecho que los procesos de adopción de TI son abordados de forma cuidadosa con el apoyo de especialistas, y contemplando la relevancia de las personas y la gestión del cambio, entre otros puntos, los esfuerzos demandan una postura genuina frente a los datos que contagie al resto de los colaboradores en la organización y exploren su potencialidad. Esto implica abordar estrategias que empoderen a los trabajadores y flexibilidades para compartir y aplicar ideas. Este comportamiento demanda de igual manera un liderazgo que ayude a engranar los componentes de la cultura organizacional e impulsen los deseos de transformación en el equipo.

El nivel de madurez en tecnologías de información habla mucho de la cultura de datos en la empresa. En este sentido, no hay que olvidar que alcanzar una cultura de datos también depende de la capacidad para alinear la estrategia de TI con el negocio.

También te puede interesar: Capitalización de datos con TI

Share:

Leave a reply

[index]
[index]