Depuración de datos: tarea obligada

Share:

Para un negocio basado en la comercialización, resulta vital mantener actualizada la información de la empresa. Para lograrlo, la depuración de datos (data cleansing) debe considerarse una tarea cardinal siempre que se empleen sistemas de gestión, sin importar el tamaño o alcance de estos.

La depuración de datos consiste en el proceso de detección y corrección o eliminación de datos erróneos en una base de datos. El acto de limpieza busca identificar datos incorrectos, incompletos, inexactos o irrelevantes para luego ser modificados, sustituidos o eliminados. Así, la compañía puede contar con datos fiables para tomar decisiones informadas y con el menor riesgo posible.

Dependiendo del giro del negocio, los datos alcanzar a ser más o menos diversos. Por lo regular, transitan por correos electrónicos y teléfonos, cantidad y tipos de órdenes generadas, números de ventas o devoluciones, interacciones en redes sociales, entre otros. Por lo que son fáciles de localizar en el ERP y CRM de la organización, bases de datos SQL o de otra clase, hojas de cálculo, redes sociales, programas de facturación e informes bancarios.

Te puede interesar: Los datos, cimientos de la información fiable

Cuando una compañía tiene una depuración de datos óptima, tiene altas probabilidades de experimentar beneficios importantes asociados a la eficiencia y rentabilidad:

Aumenta la adquisición de clientes. bien sea a partir de las contactaciones realizadas con listas correctas de clientes potenciales o el rendimiento de campañas de marketing.

Mejora la toma de decisiones. La calidad de los datos es esencial para decidir el rumbo de la empresa. Unos datos limpios dan soporte a la analítica y dan las luces para llegar a buen puerto.

Mejoran las prácticas de negocio. Tanto la depuración como la analítica ayudan a identificar oportunidades relacionadas al lanzamiento de nuevos productos o habilitación de canales; dirigen inversiones.

Aumenta la productividad. Dedicar horas de trabajo a datos erróneos no tiene sentido. Una base de datos bien mantenida asegura que el uso que los trabajadores le dan a sus horas hábiles es el adecuado.

De una u otra forma, contar con datos realmente veraces impacta en los ingresos de la compañía, de allí la importancia de que los esfuerzos de limpieza sean considerados siempre en la estrategia tecnológica de la organización, con independencia del tiempo que requiera la tarea.

Ya sea que la depuración sea subcontratada o realizadas por los mismos trabajadores, los métodos y técnicas actuales tienen la capacidad de sortear con cierto éxito los problemas relacionados con las labores de limpieza, como la pérdida de información o la dificultad de gestión en entornos virtualmente integrados. Asimismo, ayudan a aplanar el camino para evolucionar en función del empleo de algoritmos para el escenario empresarial.

También te puede interesar: Prohibido subestimar la importancia de los datos en BI

Share:

Leave a reply

[index]
[index]