Llega el Buen Fin y el comercio electrónico crece

587
0
Share:

¿Cómo son las plataformas de las empresas que lideran el mercado?

Una vez más llega el Buen Fin a México y el comercio electrónico amenaza con mostrar un mayor crecimiento. Dado que la iniciativa que se promueve cada año se ha consolidado como una puerta de atracción para el e-commerce, este ya representa una pieza fundamental para el programa promovido en noviembre.

Para poner el tema en perspectiva:

  • Las ventas en línea en la edición del Buen Fin de 2017 generaron más de 2,400 millones de pesos (AMVO).
  • Hacienda prevé que, en 2018, el Buen Fin supere los 100,000 millones de pesos.
  • El comercio electrónico minorista en Latinoamérica prácticamente ha triplicado el volumen de ventas, al pasar de 18,000 millones de dólares en 2011 a 40,000 millones en 2016 (Indra).
  • México lidera el e-commerce en la región, superando a Brasil, Colombia y Chile (Indra).
  • La penetración de internet en México es de 61 % y se estima que para 2021 sea del 71.9 % (92.2 millones de usuarios) (Google).

El optimismo con que el sector comercial que se apoya en la web espera el Buen Fin responde a diversos factores que estriban, sobre todo, en la creciente penetración de internet en México y al nivel de seguridad alcanzado en los sistemas durante los procesos de transacción, lo que ha promovido nuevos hábitos de compra que impulsan el paradigma electrónico. Sin embargo, aun cuando el sector está en franco crecimiento, las cuotas de mercado se las siguen ganando unos pocos: las empresas con la mayor agilidad para ajustarse a la realidad digital y brindarles a los clientes experiencias en línea significativas.

Te puede interesar: 6 razones de peso para integrar ERP y comercio electrónico

Para que las compañías realmente disfruten los impactos que se buscan con el Buen Fin, deben disponer de plataformas que se ajusten a determinados requerimientos:

  1. Diseño adecuado de la experiencia de usuario. En este punto, la experiencia móvil es vital al ser esta vía cada vez más frecuente y determinante entre los clientes.
  2. Variedad en las formas de pago. Estas deben transitar no solo por las tarjetas de crédito o efectivo, sino incorporar plataformas como PayPal o Mercado Pago.
  3. Capacidad amplia de personalización. Hablamos tanto de los tipos de productos como de las posibilidades de compra (colores, tamaños, horas y lugares de entrega, facilidades de pago).
  4. Manejo efectivo de la logística y distribución. Se trata de un reto para todos los comerciales, pero que se acentúa al tomar en cuenta que el flujo de ventas online puede alcanzar dimensiones abrumadoras en pocos minutos.
  5. Alta seguridad informática. Una plataforma que no se ajusta a los estándares globales en términos de seguridad, con dificultad logre concretar ventas.

Debido a la oportunidad que el comercio digital representa para las compañías, lo anterior pone de relieve la importancia de contar no solo con aplicaciones que unifiquen en una misma plataforma todos los datos e información, sino que sean lo suficientemente flexibles para incorporar cambios que puedan surgir en el camino.

También te puede interesar: Las tres claves de un e-commerce exitoso

Share:

Leave a reply

[index]
[index]