¿Es mi organización deseada para trabajar? ¿Qué puede hacer la empresa para mejorar su gestión de marca en el mercado laboral y atraer el mejor capital humano? Ambas son interrogantes asociadas al concepto de employer branding que bien deben hacerse los directivos de compañías que busquen ser competitivas en el campo de la gestión de talento. Ante esto, como en muchas otras áreas, las tecnologías presentan interesantes soluciones.

El employer branding es el conjunto de acciones que se emplean para gestionar la marca de una empresa como elemento de atracción y retención de talento. Debido a que el desarrollo de la marca como empleador implica generar una identidad y cultura organizacional que denote un lugar magnífico para trabajar, la comunicación que se hace de esto, tanto interna como externa, potencia un nuevo tipo de marketing para recursos humanos que facilita el reclutamiento de las personas más calificadas para un puesto y la fidelización del colaborador.

Existen ciertos atributos que hacen a la empresa más o menos deseable para los candidatos. Algunos son funcionales y se relacionan con las oportunidades de desarrollo profesional; otros, económicos, por lo que vincula salarios, posibilidad de formación y flexibilidad de horario. También los hay psicológicos, relativos al sentimiento de pertenencia al grupo, su valoración y orgullo. Así, la competitividad ya no está definida solo por la calidad o la velocidad del servicio ofrecido, sino que hoy el employer branding tiene el poder de incidir en el impacto que genera una compañía ante sus públicos tanto como sus productos.

Frente a todo este concepto y la posibilidad de impulso, el área de recursos humanos enfrenta un gran desafío que demanda explorar múltiples canales, producir contenido llamativo para candidatos y empleados e incorporar la analítica. Debe subirse también a la ola digital y adoptar elementos de la revolución 4.0 en sus procesos. En este camino, se hallan varios recursos tecnológicos que, al ser medibles, facilitan las acciones del departamento:

  1. Redes sociales
  2. Páginas web e intranet
  3. CRM (gestión de relaciones con los clientes)
  4. ERP (planeación de recursos empresariales)
  5. Inteligencia de negocios

Te puede interesar: Tecnologías para la gestión de talento

Cuando los sistemas de administración de recursos humanos tienen la habilidad de integrar los elementos mencionados, las estrategias para el employer branding logran ser altamente efectivas. Cuando además estas se alinean con la bajada del área de comunicación, logran ser aún más efectivas. De manera que la gestión de marca como empleador al dar rasgos de cierta transversalidad entre los dos departamentos y ameritar acciones conjuntas, exige asimismo la implantación de softwares bastante flexibles para aplicar, monitorear y controlar lo pautado.

Por último, para que las propiedades que vuelven atractiva a la organización sean manejadas con acierto, debe haber una consonancia entre lo que la empresa dice que es y lo que la empresa hace realmente. Cuando se trabajan los atributos con un interés genuino en mejorar el lugar de trabajo y se implementan las tecnologías correctas, la percepción de la marca como empleador puede alcanzar niveles grandiosos y que capten la atención de personas también grandiosas y con la capacidad de generar un enorme valor para la firma, que, en esencia, es la misión de RR. HH.

También te puede interesar: Business Intelligence en función de los recursos humanos

Share:

Leave a reply

[index]
[index]