En 2018, el tsunami digital sigue creciendo

676
0
Share:

La firma de investigación de tecnologías de la información Gartner identifica en un informe las áreas que, en 2018 y en un mediano plazo, marcarán tendencia en el sector de tecnologías y afectarán a buena parte de las organizaciones a escala global.

La consultora destaca que aquellas empresas que logren incorporar adecuadamente a sus procesos las tendencias enumeradas tienen mucho que ganar en lo que respecta a la transformación digital. Por el contrario, aquellas compañías que no alcancen subirse a la ola tienen un futuro más incierto y desventajoso.

Las líneas que vienen –o se acentúan– son las siguientes:

1. Inteligencia artificial

Los sistemas capaces de aprender, adaptarse y actuar con autonomía serán determinantes para reinventar ecosistemas y modelos de negocio.

«Las áreas de inversión pueden incluir la preparación de datos; la integración; el algoritmo y la selección de la metodología de entrenamiento, y la creación de modelos», apunta David Cearley, vicepresidente de Gartner.

2. Aplicaciones inteligentes

En los próximos años, el estándar estará basado en softwares o aplicaciones con algún nivel de inteligencia, lo que transformará aún más las estructuras y la naturaleza de trabajo.

Cearley indica que «La analítica aumentada es un área de crecimiento particularmente estratégico que emplea el aprendizaje automático para automatizar los datos, el descubrimiento de ideas y su intercambio para una amplia gama de usuarios».

3. El internet de las cosas

La hiperconectividad apenas comienza. La inteligencia en el propio objeto es clave en los años venideros. Ya sea que se trate de un sensor de presión o un drone autónomo, la capacidad de las cosas para “hablar entre sí” marcará pauta y evolucionará para interactuar de forma más natural con el entorno.

4. Gemelo digital

Esta idea, fundamentada en la inteligencia artificial y referida a la representación digital de una entidad o sistema del mundo real –modelo virtual idéntico al producto o espacio requerido–, tiene el potencial de probar con antelación las decisiones, lo que aminorará los riesgos en la organización.

5. Nube con computación en el extremo

Denominado en inglés edge computing, describe una informática en que el procesamiento y entrega de contenido se sitúa más cerca de las fuentes de la información. Implica el empleo de patrones de diseño en el extremo de las infraestructuras informáticas con la finalidad de explotar modelos productivos no centralizados. Esta idea remarca la flexibilidad de la nube y niega que esta se trate de un modelo centralizado.

6. Plataformas conversacionales

La forma en que el humano interactúa con el mundo digital se está transformando. El cambio de paradigma apunta hacia una comunicación menos estructurada donde los comandos partan mayormente del habla. La capacidad de interpretación por parte de las máquinas será sorprendente.

7. Experiencias inmersivas

La realidad aumentada evoluciona hacia la realidad combinada o mixta, que incorpora la realidad virtual al conjunto de tecnologías empleadas para generar experiencias de uso bastante creíbles. Está sobre todo relacionada con los mercados educativo y de entretenimiento.

8. Blockchain

Aunque a esta tecnología aún le falta camino para alcanzar la madurez, los expertos consideran que ofrece una salida viable de los actuales mecanismos centralizados de transacción y mantenimiento de registros.

Tiene numerosas aplicaciones potenciales: gobierno, manufactura, servicios de salud, verificación de identidad, registros, cadena de suministro, etc.

9. Orientación a eventos

La inteligencia de negocios debe estar atenta a lo que ocurre y contar con la capacidad de adaptarse con agilidad a los eventos. Con el uso del internet de las cosas, la nube, blockchain, la gestión de datos y la inteligencia artificial, los eventos de negocios pueden detectarse con mayor rapidez y analizarse con mayor detalle.

10. Riesgo y confianza adaptativos

Más allá de una tendencia, se trata de una propuesta para abordar los asuntos de seguridad de las TI. Se basa en la necesidad de adaptarse a las circunstancias, contar con la capacidad de ajustar el nivel de riesgo y afrontar tanto las necesidades de cada proceso como las amenazas.

Algunas de estas ideas tienen un gran potencial disruptivo y ya comienzan a notarse en mayor o menor medida. Su crecimiento se espera rápidamente y en pocos años, que se consolide su adopción. «Los responsables de tecnología deben tener en cuenta estas tendencias en sus estrategias de innovación o corren el riesgo de perder terreno sobre aquellos que sí lo hacen», advierte Cearley.

Lee: Nube, motor principal de la transformación digital

Share:

Leave a reply

[index]
[index]