Tres ejemplos de Inteligencia Artificial en los negocios

Share:

El mercado mundial de la inteligencia artificial (IA) no hace otra cosa que crecer. Y no podría ser de otro modo, si consideramos el poder de esta tecnología para transformar los negocios y el mundo.

En el ámbito empresarial, cada vez son más las compañías que deciden incorporar soluciones basadas en IA para experimentar mejoras significativas en lo que concierne a ventas y optimización, lo que al cabo de un tiempo se traduce en mayor rentabilidad: el deseo de toda organización con actividad mercantil.

Algunos ejemplos de IA aplicada a los negocios que resultan tangibles y logran advertirse en empresas de diversos rubros y tamaños son:

Atención al cliente

La atención al cliente como elemento cardinal de los procesos de venta y marketing amerita de grandes esfuerzos para su perfección. Los chatbots conversacionales han aportado una mejora sustancial en este aspecto al agilizar los requerimientos de los clientes que se comunican vía chat o teléfono. Los chatbots procesan y analizan la información del cliente desde el primer contacto para proporcionar opciones útiles y efectivas. Y aun cuando muchas personas prefieren la atención personal, lo cierto es que, en muchos casos, los niveles de excelencia de las máquinas hacen que estas pasen desapercibidas como tales.

Te puede interesar: Inteligencia artificial y servicios en la nube: ejes del Microsoft Build 2018

Predicción de compra

El ahorro en dinero que se puede lograr con la anticipación de necesidades justifica claramente el empleo de una solución de IA. Hablamos de gestión de inventarios, cadenas de producción, promoción y ventas, etc. En este entorno se emplean algoritmos de análisis predictivos para que la computadora decida cuál es el siguiente paso que la empresa debe dar en cuanto a lo operativo y comercial. Ofrecimiento de cupones y descuentos, así como la publicidad dirigida o geolocalizada son algunas de las maneras en que se puede materializar la IA en el entorno transaccional.

Detección de fraudes

Compañías de los sectores bancario y financiero, comercio, seguros, entre otras que permiten realizar pagos en línea utilizan la inteligencia artificial para combatir el fraude. A simples rasgos, lo que hace la computadora es recibir muestras grandes de compras fraudulentas y no fraudulentas. Posteriormente, se le solicita a esta que aprenda a buscar señales para clasificar las transacciones de un modo u otro. Luego de suficiente capacitación, la máquina puede detectar fraudes y evitar que tanto la empresa como sus clientes se vean afectados por el delito.

Estas tres formas de aplicación no son todas las que se alcanzan experimentar en la organización, el alcance de la IA con dificultad se pueda calcular. Al tratarse de una tecnología que “aprende sola”, sus habilidades no dejan de crecer y traspasar todo aquello que escapa de las posibilidades humanas. Lejos de asustar, esto debe significar una oportunidad para mejorar todos los aspectos de la vida.

También te puede interesar: Inteligencia artificial para las empresas

 

Share:

Leave a reply

[index]
[index]